La Planta del Té. Camelia sinensis

Camellia sinensis. La Planta del Té

Camellia sinensis. La planta del té en nuestra tienda online click aquí

La planta del té,  es una camelia, especie muy conocida y apreciada por muchos de los aficionados a la jardinería por sus flores, y pocos saben, que la planta de la que se obtiene la bebida más consumida en el mundo, el té, es en concreto Camellia sinensis. Su origen está en el sur y sudeste de Asia, donde crece espontáneamente y desde donde se ha extendido su cultivo a otros lugares del mundo, de entre ellos Galicia, que por su clima y tipo de suelo es ideal para el crecimiento de todas las Camelias y por tanto, también para la planta del té. En nuestro vivero de Beán producimos las plantas al aire libre y soportan las inclemencias de nuestro clima sin ninguna dificultad, desarrollándose sanas y con vigor.

camelia sinensis

Flor de Camellia sinensis

De las hojas de esta planta, se obtienen los diferentes tipos de té, el té blanco, verde, rojo, negro y muchísimas otras variantes, que resultan de recolectar los diferentes tipos de hojas y su posterior procesado. El té blanco procede de las hojas más nuevas del brote, justo de las recién brotadas, el té verde es de las dos o tres hojas siguientes y el rojo y negro se obtienen de hojas con más edad y además reciben un proceso de fermentación una vez recolectadas.

camelia-sinensis-planta-del-te 003

Plantas Camellia sinensis

La Camellia sinensis es un arbusto perenne, muy ramificado que no suele sobrepasar los seis metros de altura, con hojas de color verde oscuro brillantes, nervios muy marcados y flores blanco amarillentas que aparecen en otoño e invierno y desprenden un delicado aroma. La planta del té es resistente al frío y puede cultivarse como ornamental con muchas posibilidades, formando excelentes setos, como arbusto aislado o en pequeños grupos, en macetas, bonsáis. Vive bien al sol, en zonas de clima templado como Galicia y zona Norte de España, y en zonas de más calor, en semisombra o a la sombra y prefiere suelos ligeramente ácidos. El riego debe ser lo suficiente como para mantener la humedad de la tierra, sobre todo cuando las temperaturas son altas, evitando siempre los encharcamientos. Le favorecen los aportes de toxo compostado, humus de lombriz u otros abonos orgánicos, mejores que los abonos químicos convencionales.

Los mayores productores de té son China, India, Kenia, Sri Lanka, Turquía, Vietnam, cultivándose también en Argentina y Brasil en América y en Australia. El consumo mundial de té se ha ido incrementando durante los últimos años llegando según la FAO a los 4 millones de toneladas en el año 2010. Solo el agua, es más consumida que el té.

En Viforsa, Plantamus®, disponemos de plantas en maceta que se pueden trasplantar durante todo el año, ¿llegaremos a producir té en España? Quien sabe…