Abetos, vive la Navidad con árboles de verdad