Un seto mediano.

Cuando lo que quieres es un seto de tamaño medio, que separe tu jardín del vecino pero sin que te resulte agobiante hasta el punto de sentirte encerrado, en esta sección encontrarás plantas para setos que se adaptan para mantenerse podados a una altura media, no más allá de los dos metros.

Estos setos para vallas los hay de rápido crecimiento y otros más lentos. Como ocurre con todos los setos naturales, la paciencia, el saber esperar a que los arbustos se desarrollen, tiene premio. Esto lo digo por que cuando son especies de poco crecimiento, tardan en formar el seto, pero después también serán mucho más baratos de mantener, por necesitar podas más ligeras.

El boj sigue siendo una de las especies más apreciadas tanto para setos medianos como para decorar nuestros jardines con fantásticos trabajos de topiaria. Si te atrae la idea de formar figuras mediante la poda, el Boj, tanto el Buxus sempervirens como otras variedades del mismo, son perfectas para modelar con las formas que tu imaginación te dicte.

Algunas especies vigorosas se pueden adaptar a estos setos de media altura, incluso las más potentes como el leylandi. Solo tendrás que plantarlas más juntas para que tengan menos vigor al disponer de menor superficie de terreno a su alcance.

Es una regla general para los setos, cuanto más juntos los plantas, los brotes son menos vigorosos y por tanto más fáciles de podar.