Árboles de hoja perenne

Los árboles de hoja perenne son aquellos a los que no se le caen todas las hojas de golpe en el Otoño.

¿Por qué digo esto? Pues por qué todos los árboles van renovando sus hojas con el tiempo, solo que los perennifolios lo hace poco a poco y no nos llama mucho la atención. Seguro que has estado en un pinar y has visto el suelo lleno de acículas, las hojas de los pinos en plantaciones densas, llegan a formar una espesa capa de hojas en el suelo donde no crece ni un solo hierbajo.

Si estás pensando en plantar un árbol perenne por cuestiones de limpieza, ten en cuenta que también irá dejando caer sus hojas. Si hay aceras u otro tipo de espacios que quieras tener inmaculado, no te vas a librar de quitar hojas aunque sea poco a poco y no de golpe como en el caso de los caducifolios.

Los árboles perennes tienen algunas ventajas sobre los caducifolios

  • No tienen un pico de trabajo tan grande si es necesario eliminar las hojas del suelo
  • Llenan el jardín durante todo el año. Proporcionan una base importante en muchos diseños
  • Pueden servir para eliminar vistas indeseadas en todo momento
  • Sirven de cortavientos para protejer de los temporales del norte. Si los pones al sur de la parcela igual no te conviene ya que te tapará el sol. 

Los árboles caducifolios tambien tienen aspectos positivos

  • Los cambios a lo largo del año suelen ser un atractivo muy interesante. Muchos árboles de hoja caduca tienen floraciones espectaculares y cambios de color maravillosos en el otoño
  • Dejan pasar la luz en el invierno. Esto es muy importante si los plantas cerca de casa o en zonas del jardín que uses en esa época. En caso de que vivas en zonas de heladas, el hielo se funde antes si dejamos que lleguen los rayos de sol.
  • La estructura de las ramas y ramillas, es en muchos casos muy ornamental.
  • Si queremos protejernos de los vientos del sur, aunque pierdan las hojas, siguen sirviendo para disminuir la velocidad del viento sin provocar sombras indeseadas en el Jardín