Plantas de "A" a la "Z"

Nombre común Nombre latín
Gallery_pasta-cicatrizante-masticort

PASTA CICATRIZANTE

Pasta cicatrizante con aplicador para heridas de arboles, injertos
Pasta cicatrizante con aplicador para heridas de arboles, injertos

Pasta cicatrizante con aplicador para heridas de arboles, injertos

8.80
Modelo: Pasta de poda en tubo de 250 gramos con tapon-pincel


Fb-f-logo__blue_29 Pinterest_badge_red Google-plus-icon Mail_icon

Pasta cicatrizante con aplicador para heridas de arboles, injertos, ... pasta para la poda .

Características y modo de acción:

Pasta cicatrizante que se puede aplicar en todo tipo de árboles (ornamentales, frutales, vid, olivo, ...) para la protección de cualquier herida sufrida por accidentes climatológicos (viento, heladas, ...) causas mecánicas o después de la poda. Masti-cort también puede aplicarse para la protección y fijación de todo tipo de injertos.

Aplicación y modo de empleo:

Gracias a la incorporación del sistema de aplicación con pincel su uso es mucho más fácil y efectivo. Aplicar sobre todo tipo de heridas producidas en la corteza de árboles o arbustos. Asegurar que el producto cubra toda la zona a cicatrizar, incluyendo los bordes de la misma.

Para heridas: limpiar la herida o pudrición hasta llegar a la madera sana. Recortar los bordes de la misma con un utensilio adecuado. Cepillar con un cepillo de cerdas duras para limar impurezas, polvo, etc. Extender Masti-cort cicatrizante superando en 2 cm. los bordes de la herida, pintando bien toda la superficie. Aplicar sobre madera seca y en tiempo seco. En caso necesario, aplicar una segunda capa, una vez bien seca la primera.

Para Injertos: pintar cuidadosamente el injerto para evitar la deshidratación del mismo.

Consejos:

La pasta cicatrizante forma una corteza protectora microporosa, transpirable, resistente a las inclemencias del tiempo y a las infecciones posteriores. No se debe aplicar con tiempo lluvioso, alta humedad o con temperaturas bajo cero. En aplicaciones con temperaturas altas el producto se vuelve más fluído y puede resbalar. No se debe diluír. Mancha la ropa y otros materiales absorbentes. Guardar el producto en un sitio fresco y en su envase original.