Árboles Frutales.

Los árboles frutales, son plantas que producen frutos para el consumo humano o animal. Existen muchos tipos de frutas, de las que disfrutarás con una mínima inversión y un poco de esfuerzo por tu parte.

Si cuidas tus árboles frutales, podas, abonas, riegas, y das los tratamientos fitosanitarios que sean necesarios para mantener su salud, la recompensa va a ser grande y ¡muy sabrosa!. Vale la pena, ya sé que parece que hay muchas cosas que hacer, pero como los trabajos se van repartiendo a lo largo del año, tampoco es tanto.

arboles frutales manzanas

Vivero de frutales

En nuestro vivero de frutales cultivamos muchas especies y variedades. También podrás elegir entre diferentes formatos, con plantas de diferente tamaño y presentación. Si visitas nuestros viveros podrás ver como trabajamos y cuidamos nuestros árboles. Estamos en un lugar en medio del campo, en plena naturaleza, si vienes, te va a gustar seguro. 

Si estamos lejos de ti, tendrás que conformarte con comprar en nuestro vivero online, no podrás tocar los frutales mientras compras, pero espero que sea una buena experiencia. Estamos al día en todas las normas de seguridad en cuanto a los datos y a la navegación. Prueba de ello es que nos han otorgado el sello de Confianza Online.

confianza-en-linea-arboles-frutales

Que necesitan los árboles frutales para ser felices

No es lo mismo plantar unos pocos árboles frutales, que una plantación comercial con miles de árboles en los que nos jugamos grandes cantidades de dinero. Para nuestro propio consumo, no importa que los frutos sean perfectos, ni que tengan un tamaño determinado. Lo más importante es que la fruta sea fuente de salud, que no lleve residuos de plaguicidas, que nos gastemos poco en cuidarlos y que nos proporcionen grandes momentos de felicidad al hincarle el diente :-).

Entonces, tiene su importancia, conocer un poco las necesidades de los árboles frutales, antes de plantarlos. Cualquier especie frutal, para producir frutas en cantidad y calidad, precisa de unas condiciones climáticas y de suelo adecuadas a la clase de fruta que se quiere producir.

Clima

Hay una serie de condicionamientos que nos van a marcar que especies o incluso, que variedades podemos plantar de una misma especie. Las temperaturas, tanto por arriba como por abajo, las horas de sol, las lluvias y su distribución a lo largo del año, hay que tenerlos en cuenta. Si es una zona en la que sea habitual el granizo, las nieblas, o si la localización es muy ventosa, también hay que tomarlo en consideración.

Temperaturas extremadamente altas en el verano, y acompañadas de vientos fuertes, pueden causar daños a nuestros frutales, deshidratando las hojas a más velocidad de lo que sube la savia llegando a marchitarlas.

En las manzanas pueden aparecer daños en la cara del fruto más expuesta al sol. Esta zona, va a ser más fácilmente colonizada por hongos provocando su pudrición antes de tiempo.

Temperaturas muy frías, sobre todo en primavera, pueden causar daños en las flores o y otras partes de la planta. El momento de la brotación primaveral, es cuando el árbol frutal es más sensible a las heladas.

El mejor método para proteger a nuestros árboles frutales de las heladas es regar. Se debe efectuar un riego con un tamaño de gota lo más fino posible. El agua que está sobre las plantas, cuando la temperatura desciende, se congela. En el proceso de congelación, cede calor a la planta y al mismo tiempo la aisla del aire frío. 

frutales precio

Horas de luz

La luz del sol es el combustible que le permite a los frutales, convertir la savia bruta que envían las raíces a las hojas, en savia elaborada. Sin luz, no hay frutales.

Para que crezcan y maduren bien los frutos es necesario que el árbol reciba una buena insolación. Por lo tanto, búscale una ubicación en donde esté lo más iluminado posible.

Si es una colina, en zonas altas los árboles se benefician de más luz, pero el suelo, suele ser más delgado y con menos nutrientes. Cuanto más arriba el viento puede ser más fuerte y llegar a producir daños. Una orientación hacia el mediodía es lo ideal

El suelo

Uno de los factores más determinantes para tener éxito con tus frutales es el Suelo. Escoge el lugar de tu parcela en el que sea profundo, que no se encharque, rico en nutrientes y en materia orgánica. 

Suelos muy arcillosos, no suelen ser los mejores para la mayoría de los frutales. Son preferibles suelos más sueltos aunque se sequen con más facilidad. En caso de que tu huerto tenga un suelo arcilloso, puedes mejorarlo añadiendo materia orgánica en forma de estiércol o corteza de pino triturada. Harán que no se encharque con tanta facilidad y mejorarán la nutrición de la planta.

Para los suelos muy sueltos también debes añadir materia orgánica, en este caso, aumenta la capacidad de retención de agua y nutrientes. En general, para cualquier cultivo y tipo de suelo, añadir materia orgánico es siempre positivo.

Otro tema es la acidez, lo que se conoce como pH. En una escala de 1 a 14, si un suelo tiene pH 7, lo consideramos un suelo neutro. De siete para abajo son los suelos ácidos y de siete para arriba básicos o calcáreos. Los extremos, son siempre malos para la mayoría de los árboles ya que hay muchos nutrientes que quedan bloqueados y no pueden ser absorbidos por las plantas. Para los frutales, un pH entre 6 y 8 es una buena cifra. 

arboles frutales nashi

Esta foto es de un nashi que tenemos plantado en nuestros jardines. Un árbol frutal muy productivo y rústico, ya que produce todos los años sin aplicarle un solo tratamiento fitosanitario

Comprar árboles frutales

Estás en el lugar adecuado para comprar árboles frutales. El proceso de compra, se ha diseñado para que sea muy fácil y rápido. En muy poco tiempo tendrás tu compra realizada y en un día, o como mucho dos, la recibirás cómodamente en tu domicilio. 

Los frutales se entregan siempre con una etiqueta en donde figura el nombre de su variedad. Durante todo el año hay plantas disponibles, pero es en el invierno cuando tenemos más variedades. Si tienes cualquier duda con tu compra, estamos a tu disposición. 

Árboles frutales Precios

Todos los precios de los árboles frutales que puedes ver en este vivero online, llevan el IVA incluido. Salvo los gastos de transporte, no vas a tener que pagar nada más por tus frutales, no habrá sorpresas al pasar por caja. Los gastos de envío son solo 8,47 euros y si llegas a 67 euros de compra, serán totalmente GRATIS.

En caso de que elijas como forma de pago el contrarreembolso, tendrás un recargo del 5 % con un mínimo de tres euros, que es lo que nos cobra la agencia de transporte por realizar la gestión de cobro.

Te recomiendo pasarte por la página de Ofertas, es posible que de cuando en vez pongamos algún árbol frutal de oferta. ¡Aprovecha!

Frutales en maceta

Cultivamos árboles frutales en maceta para que durante todo el año estén disponibles para plantar. Los plantones con maceta, no sufren con el trasplante ya que conservan todas las raíces y así, tienes prácticamente asegurado el éxito de tu plantación.  Sea cual sea, la época del año, puedes plantar frutales con maceta. Si lo haces en verano, tendrás que estar más pendiente de regar que en otras estaciones. Con temperaturas altas, el enraizado será más rápido que en invierno por lo que en unas pocas semanas tendrás el árbol valiéndose por si mismo.

Tipos de frutas

Las frutas se pueden clasificar según el tipo de fruto:

Frutas con hueso

La semilla está encerrada dentro de una estructura dura, lo que conocemos como "hueso"

Los árboles frutales que producen frutas con hueso, son los melocotoneros, ciruelos, cerezos, peladillos etc. El hueso interior es por lo general más grande que las semillas.

Frutas con semillas 

En su interior van unas semillas que en este caso, no están recubiertas de una superficie dura como en la fruta de hueso. Árboles frutales que llevan frutas con semillas son los manzanos, perales, membrilleros, nashis etc

Como se reproducen los árboles frutales

Los árboles frutales se pueden multiplicar de dos maneras

Reproducción por semilla. Es como se reproducen las plantas de manera natural

Propagación asexuada. Existen varios métodos y en todos ellos, obtenemos nuevos individuos con idénticas características al progenitor.

Vamos a hablar en primer lugar sobre la reproducción sexual por semilla y ver que utilidad tiene para los árboles frutales.

Reproducción sexual en árboles frutales

La reproducción sexual en una planta es cuando empleamos semillas para obtener nuevos plantones. Las semillas, provienen de los frutos y éstos, son el resultado de la unión entre el polen y el ovario de las flores de los frutales. 

En muchas variedades de frutales, las flores son autoestériles. Eso quiere decir que el polen de un frutal, no sirve para fecundar sus propios ovarios. Es necesaria una polinización cruzada, es decir, que el polen de un árbol llegue a las flores de otros árboles frutales circundantes. 

Esta polinización cruzada se consigue gracias a la acción de los insectos y del viento. De ahí, que la presencia de abejas son un factor muy importante para mejorar el cuajado de los frutos.

Bien, vamos al meollo de la cuestión. ¿nos sirven las semillas para obtener nuevos árboles frutales? La respuesta es que, salvo excepciones, las semillas no van a servir para obtener un nuevo frutal salvo en contadas excepciones como el nogal y alguna variedad de melocotón y ciruelo. 

Lo que ocurre cuando se unen los granos de polen con los ovarios, es que no se conservan las características genéticas. Lo que obtenemos es algo parecido, pero no igual. Tú puedes plantar las semillas de un manzano golden, pero ten por seguro que lo que salga de ahí no va a ser un manzano golden. Es posible que se le parezca, pero en ningún caso va a ser igual.

A los frutales les pasa como a las personas, los hijos se parecen a los padres, pero nunca son exactamente iguales debido a la recombinación genética propia de la reproducción sexual.

La reproducción sexual en los frutales tiene interés para la obtención de plantas sobre las que injertar las variedades que queramos producir. Un plantón obtenido de semilla, es lo que llamamos patrón franco. Por lo general, los patrones francos son bastante vigorosos y resistentes a enfermedades. Esa resistencia a enfermedades es mayor, si utilizamos semillas que vengan de árboles silvestres que si empleamos las de variedades cultivadas.

Dada la variabilidad genética que ocurre en este método de reproducción, es una buena opción para la obtención de nuevas variedades.

Propagación asexuada o vegetativa

En este tipo de propagación ya no entran en juego las flores. Aquí, lo que vamos a obtener, por diferentes sistemas, es un individuo genéticamente exacto al progenitor. Ya no están en juego dos árboles en la polinización cruzada, vamos a conseguir nuevos frutales que provienen solo de un único árbol.

Los métodos de propagación vegetativa son:

Injerto

Estaquillado

Acodo