Vermiculita

Descripción y uso:

La vermiculita procede de un mineral natural del grupo de los filosilicatos. Sometido a un proceso de calentamiento, se obtiene la estructura laminar característica de este sustrato.

Es un material inalterable y duradero que se encuentra libre de gérmenes que puedan ocasionar daños a las plantas. No es tóxico, no huele y no sabe a nada (tampoco tienes por que probarlo :) )

Se parece por sus características e indicaciones de utlización a la perlita, que también tienes a la venta en esta web.

Se utiliza mezclando con el sustrato, en la proporción deseada, de manera homogénea. Le proporciona a la mezcla, mayor capacidad de retención del agua y de los nutrientes, así como una mejor aireación.

Por su fina textura, la vermiculita es ideal también para utilizar en los semilleros, después de poner la semilla, se cubre con una ligera capa. También está indicado en sustratos para estaquillado de plantas.

Composición:

Roca silícea volcánica expandida pH: alrededor 7 Volumen total de poros: 95%. Densidad aproximada: 85 kg/m3  

Como ves, es un material muy ligero y poroso, lo que siempre buscamos para un buen sustrato.

Con quién puedes mezclar la vermiculita para hacer un buen sustrato.

Sea cual sea el otro material, la vermiculita va a mejorar sus características.

Sustrato universal. El sustrato típico que te encuentras a la venta en cualquier lugar, mejorará sin duda si añades vermiculita. Esto ocurre incluso con otros sustratos más específicos como el de las plantas ácidas por ejemplo.

Los tres siguientes te ayudarán a que consigas el sustrato perfecto para tus plantas:

Humus de lombriz.

Estiércol en pellets

Corteza de pino